Volver a los detalles del artículo Hiperinsulinismo endógeno diagnosticado como epilepsia