Volver a los detalles del artículo Diabetes mellitus en COVID-19: ¿factor de riesgo o factor pronóstico?